R+D Informática

Quiénes somos

Nuestra empresa nació a principios de la década de los 80 desde la experiencia de la informática, los grandes equipos y los grandes clientes.

Nuestro primer objetivo comercial fue la pequeña informática que nacía en aquel momento con los PC de IBM. Pero también desde el primer momento nos hemos dedicado a redes y comunicaciones con los grandes equipos y al desarrollo de aplicaciones integrales.

De este modo, conseguimos dar solución a los problemas con sistemas importados cuando en el mercado español de la época no se encontraban las respuestas que necesitaban nuestros clientes.

Partiendo de nuestra experiencia, hemos ido adaptándonos a las nuevas realidades del mercado, tanto desde el punto de vista de las nuevas herramientas y soluciones como el de las nuevas necesidades de los clientes.

objetivos

El objetivo de R+D Informática es convertirse en un socio tecnológico estable, capaz de aportar soluciones eficaces e innovadoras que reviertan en una mejora de la posición competitiva de sus clientes.

R+D Informática se esfuerza en ofrecer un alto grado de valor añadido en todos los proyectos en los que está involucrado. Para ello, propone soluciones capaces de maximizar la inversión realizada, favoreciendo un retorno coherente y permitiendo al cliente afianzar sus ventajas competitivas.

Somos especialistas en soluciones Integrales Informáticas que incluyen:

  • Venta, Instalación y mantenimiento de hardware: Equipos, redes, comunicaciones etc.
  • Consultoría y soporte de Sistemas
  • Desarrollo de aplicaciones: Cliente / Servidor, Web, etc.
  • Servicio Integral al Cliente: Producto, Mantenimiento, Consultoría y Desarrollo.

CALIDAD

Teniendo como punto focal la satisfacción de los clientes, la mejora continua se ha convertido en nuestro principal reto, revisando los objetivos establecidos para cada uno de los procesos definidos en nuestro Sistema de Gestión de la Calidad.

Estrategia

Para R+D Informática, conocer el negocio de sus clientes y el entorno donde estos desarrollan su actividad, resulta de vital importancia para poder ofrecer soluciones acordes a sus necesidades tecnológicas.

La tecnología se ha convertido en un elemento diferencial y estratégico de las empresas. Su desarrollo y gestión eficaz marca en gran medida el éxito o fracaso en un mercado cada vez más exigente. La Calidad en el servicio, que estas empresas prestan a sus clientes y/o usuarios, la inmediatez en la respuesta o incluso la manera de relacionarse con su entorno, depende en gran medida del "uso tecnológico" que éstas realicen.